Cristina hablará el sábado en Merlo y el peronismo prepara todo para una Plaza de Mayo


El presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas Marcelo Puella, esta mañana nos comentó que tanto su espacio político como todo el peronismo, se encuentra en estado de alerta y movilización tras los actos de persecución tanto judicial como de intimidación por parte del Larretismo.


También dijo que el conurbano bonaerense se pone al hombro la marcha más fuerte de todas, para luego con el resto de las provincias unificar a todo el peronismo en la Plaza de Mayo, la plaza más emblemática para la historia del peronismo.


El presidente del FreNaP explicó que tanto desde el Partido Justicialista como así también desde del espacio del Frente de Todos, que se unió como un bloque organizado y sin discusión alguna para apoyar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, también se evalúo que la movilización a la casa de Cristina ya cumplió su etapa y que es necesario pasar de la espontaneidad a la organización. Por lo pronto, este sábado la vicepresidenta hablará desde Merlo en una actividad organizada por el PJ bonaerense.


En la misma sintonía que el dirigente peronista Marcelo Puella, la senadora Juliana Di Tullio confirmó este lunes la presencia de la vicepresidenta en la quinta municipal La Colonial, del partido de Merlo, donde gobierna la intendenta Karina Menéndez y en donde el partido va a realizar su congreso institucional. El objetivo es pasar de un acto espontáneo como se produjo el sábado pasado en Juncal, a mostrar todas las fuerzas pero con mayor organización.


Este sábado estaban dispuestas muchas actividades dispersas por todos los municipios que se terminaron levantando para confluir en Juncal y Uruguay. Es por eso que se hace necesario que la actividad militante se despliegue al territorio bonaerense y en el resto de las provincias. Todos los allegados a la vicepresidenta evalúan al aluvión espontáneo frente al domicilio de Cristina como una muestra de todo lo que la movilización peronista puede desplegar en Recoleta pero también en el resto del país.


En Quilmes, Mayra Mendoza, organiza otra movida importante, donde presentará los 12 ejes más trascendentes de la gestión kirchnerista.
También en la provincia de Mendoza este lunes por la tarde, hay cabildo abierto del PJ provincial en la plaza España, lo mismo sucede en Neuquén y en otras provincias.


Puella dijo también que, además del acto de Merlo, se está gestando una gran movilización a Plaza de Mayo, “la más política de las plazas”, pero esta vez el objetivo es sumar más sectores del peronismo, aquellos que aportan aparato y muestran organización: los sectores del peronismo tradicional, los sindicatos, los intendentes, gobernadores y la estructura partidaria. Sin embargo, por ahora no hay una fecha fijada.
Pero más allá de la intención de los dirigentes de conducir la participación política e incidir en la forma que tome, la peregrinación a la casa de Cristina continúa, por lo que ahora quedó abierto este debate sobre la jurisdicción de la seguridad de la Vicepresidenta, que por ser una alta funcionaria actual pero también por ser expresidenta, cuenta con custodia federal.


Tuvo que salir a aclarar el mismísimo ministro de seguridad Anibal Fernández, un incondicional de Cristina Kirchner desde siempre que: “Los lugares donde residen autoridades de la nación deben estar protegidas por fuerzas federales y cualquier accionar represivo tiene que ser en coordinación con las fuerzas de seguridad nacional. Una policía de menor rango no puede tomar decisiones autárquicas”.
Con estas discusiones que surgen por el desconocimiento de la gente que no tiene la obligación de saber sobre jurisdicciones, ni protocolos de seguridad, salieron a opinar en maza sobre si estaba bien o mal cuidada la ex mandataria y actual vicepresidenta.


Puella aclaró que «Lo que nunca se puso en dudas es que el Ministro de Seguridad Anibal Fernández, cómo así también el presidente de la nación Alberto Fernández, desde el día uno de estos conflictos generados por Horacio Rodriguez Larreta y su policía de la ciudad, reforzaron la custodia personal, cómo los protocolos de seguridad tanto en su domicilio como en el Senado de la Nación”.