Gobierno pide a municipios turísticos bonaerenses aumentar controles para frenar el virus antes del verano


El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, recomendó hoy a los municipios turísticos de la provincia que «tienen muchos casos» de coronavirus «bajar la circulación de gente» o cerrar «zonas específicas» para cortar la cadena de contagios y no «llegar al verano en una situación desfavorable».

«Lo que decimos es que queremos tratar de tener la mejor temporada posible dentro del contexto que tenemos, estamos produciendo ahora ese contexto, si no logramos cortar las cadenas de contagio vamos a llegar al verano en una situación desfavorable», dijo el funcionario.

Y agregó que es necesario «actuar ahora para que justamente se pueda llegar al verano».

«Los municipios que tienen muchos casos tienen que ir a un movimiento de supresión, bajar la circulación de gente, esperar el efecto de eso, no es inmediato, y trabajar con búsqueda activa o el cierre de zonas específicas», subrayó.

En declaraciones a Radio Provincia, el sanitarista señaló que los últimos datos epidemiológicos marcan una estabilización en los casos de coronavirus en el AMBA y un crecimiento en el interior: «Si bien hay una estabilidad en el número de casos en el AMBA, hay dos cosas que debemos tener presentes» y mencionó que hace poco más de un mes pasó algo similar y después hubo «un repunte de 4.000 a 7.000 casos» y por otro lado, «no necesariamente puede haber un pico, la situación de Europa enseña que no hay un pico sino que puede haber varios».

En ese sentido, señaló que «el virus va a estar circulando hasta que podamos cortar la cadena de contagios con una vacuna, el resto dependerá de los comportamientos individuales y grupales y los cuidados que definamos como sociedad», y pidió ser cautos ya que «cualquier movimiento en falso que hagamos, puede retroceder esa tendencia, cuando realmente epidemiológicamente podamos explicar esta estabilidad, veremos en qué podemos avanzar».

«Otro dato del AMBA que es alentador es que hace 10 días vemos una tendencia a la disminución de ocupación de camas de cuidados intensivos», dijo García aunque advirtió que «preocupa» la situación en el interior de la Provincia, ya que se empieza a «revertir esa tendencia» en cuanto a más casos en el AMBA que en el interior.

Sostuvo que en los distritos del interior «al tener más espacio demográfico podría contenerse más fácilmente, más control, pero hay un sistema sanitario más chico, hospitales más chico, con menos trabajadores, donde las distancias entre ciudades son más largas, y hay un déficit de profesionales a medida que uno se va yendo de Capital Federal va disminuyendo la cantidad de médicos o de enfermeros especializados».