Luca, una papilla natural, práctica y rica para la infancia


La nutrición es clave para asegurar el desarrollo saludable en la infancia. Por este motivo, Malena Braun y Marina Caló, dos madres emprendedoras, crearon Luca, el producto ideal para el inicio de la alimentación complementaria compuesto por los sabores más ricos y la textura perfecta para que las familias accedan a una nutrición infantil natural.

La propuesta de las empresarias es afianzar la transparencia de los ingredientes y procesos a utilizar de cara al consumidor final. En este sentido, Braun explicó: “Para elaborar la papilla respetamos los sabores que ofrece la tierra, sin contacto con agroquímicos”.

“Sólo utilizamos los vegetales frescos de temporada, provenientes de la agricultura orgánica y agroecológica, no agregamos sal, ni utilizamos ningún tipo de endulzante, conservante, ni aditivos”, agregó.

El producto es elaborado con vapor a la temperatura y por el tiempo que cada ingrediente necesite para conservar sus nutrientes. Luego, es llevado a -18º mediante un proceso de súper congelado rápido para que no pierdan sus aromas, colores y sabores.

Caló, por su parte, afirmó que la papilla es apta para dietas libres de gluten y APLV (que no contienen proteína de leche de vaca) y que también pueden ser elegidas por las familias que se inclinan por una dieta vegana.

Con esta base alimentaria, podrán animar a los niños a comenzar a comer más verduras y frutas y, de esta manera, incorporar fuentes de proteínas diversificadas, incluidas las opciones basadas en plantas.

Las emprendedoras creen que esto, no solo es importante para la nutrición del niño sino que es el camino hacia un adulto saludable.

Las papillas pueden calentarse de la forma que resulte más cómoda como, por ejemplo, 30 segundos de microondas, baño maría o sartén, y también se pueden ofrecer congeladas.

Las creadoras de Luca han tenido mucha aceptación entre los expertos en pediatría y construyen día a día una red de diálogo permanente con los facultativos.