Marcelo Puella salió a golpear duramente a Juntos por el Cambio en su relación con el narcotráfico.


El presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas fue consultado esta tarde en relación al escándalo que salió a la luz con respecto a los vínculos de varios dirigentes de JxC en referencia al narcotráfico.


Puella puso primera y arrancó con una breve reseña de lo que realmente fue la administración Macrista, tanto en el orden nacional como provincial y no dejó a nadie en pie.


Así es que el presidente del FRENAP dijo: “El Macrismo puso 230 Jueces a dedo para que se cubran todos sus delitos. ¿Ahora comprenden porque dentro de Juntos por el Cambio existe una negativa rotunda para que se haga una reforma judicial?


Este mismo ex presidente endeudó a la República Argentina en 44 mil millones de dólares con el FMI, tomando un préstamo en forma ilegítima, sin que tomara estado parlamentario.


Con ese dinero no construyó ni un jardín infantes, todo fue fugado a paraísos fiscales.


Manejaron la justicia y la inteligencia del Estado para perseguir a dirigentes de la oposición. Cómo Macri estaba tan sucio también investigó -escuchó a sus propios dirigentes, familiares y amigos-.


Vidal era la que combatiría a las mafias del narcotráfico, pero sus vínculos y amistades siempre fueron sospechosas.

Vivió en una base militar durante 4 años porque decía estar amenazada. ¿Pero por quién? Nunca lo dijo, jamás lo denunció a la justicia, salvo en programas televisivos y de radio.


Su ministro de seguridad Ritondo, era asesorado por abogados denominados “saca presos”, los cuales estaban sospechados por sus vínculos con el narcotráfico.


Desde el 10 de diciembre de 2015 cuando asume Cristian Ritondo en seguridad, cientos de policías fueron apartados, cesanteados, exonerados, denunciados o detenidos.


La cifra exacta fue de 9.200 policías bonaerenses, a los cuales se los vinculó con el narcotráfico, lavado de dinero y otros delitos, que según él ensuciaron a las fuerzas de seguridad.


Ninguno de esos policías tuvieron derecho a una legítima defensa.


También cuando no le respondían a los pedidos de Ritondo se castigaba a miembros de la fuerza, tal es así que se iniciaron sumarios a 20.813 efectivos de la bonaerense.


Pero no nos podemos olvidar de Patricia Bullrich, quien durante mucho tiempo culpó a los movimientos sociales por el aumento del narcotráfico en los barrios. Quiso criminalizar la pobreza y encubrir a las fuerzas de seguridad, responsables de liberar las zonas donde se comercializaba.


Siempre ellos tuvieron una doble moral. Los uniformados no son los únicos que hacían negocios con las pandillas dedicadas a la venta de droga. El ya fallecido intendente de Paraná Sergio Varisco (UCR-Cambiemos), estaba acusado por sus vínculos con el narcotráfico y era amigo.


Un amigo del ex intendente de Pilar Nicolás Ducoté (PRO), de nombre Corvo Dolcet, que fue detenido, seria quien financiaría con plata narco la reforma del Código Urbano impulsada por el mencionado intendente para que pudiera llevarse a cabo el mega emprendimiento inmobiliario en Pilar.


Podemos seguir, pero esto se extendería muchísimo y quizás tenga que continuar por la localidad de Lanús, con Diego Kravetz, pasar por la gestión de Martiniano Molina en Quilmes y hasta al mismo Jorge Macri en Vicente López.
Puella sostiene que no se puede pasar por alto las vinculaciones que tenia el ex dirigente ya fallecido de UATRE asociado al Macrismo, Gerónimo Venegas, quien mantenía fuertes vínculos con el ingreso de la droga en distritos como Necochea, San Pedro, San Nicolás, etc, etc., distritos donde instalaba intendentes a su antojo con dinero proveniente del narcotráfico.


«Estos muchachos están más sucios que una papa», finalizó Puella en un comunicado llegado a nuestra redacción.