“Pájaros de verano”, un film de Ciro Guerra y Cristina Gallego, explica el orígen del narcotráfico en Colombia


Basada en una historia real que explica el origen del narcotráfico en Colombia, la película se sitúa en los años 70 cuando la juventud norteamericana abraza la cultura hippie y con ella a la marihuana. Esto provoca que los agricultores de la zona se conviertan en «empresarios» a un ritmo veloz. En el desierto de Guajira, una familia indígena Wayuu se ve obligada a asumir un papel de liderazgo en esta nueva empresa. La riqueza y el poder se combinan con una guerra fratricida que pondrá en grave peligro a su familia, a sus vidas y a sus tradiciones ancestrales. Se estrenará el 12 de septiembre.

Elenco
Carmiña Martínez,  José Acosta,  Natalia Reyes,  Jhon Narváez,  Greider Meza, José Vicente Cote,  Juan Bautista Martínez

Ficha técnica
Dirección: Cristina Gallego – Ciro Guerra
Guionistas:  Maria Camila Arias – Jacques Toulemonde
Productor: Cristina Gallego – Katrin Pors
Música: Leonardo Heiblum
Fotografía: David Gallego
Montaje: Miguel Schverdfinger

Datos técnicos
Título original: Pájaros de verano 
Duración: 125 min.
País: Colombia

Notas de los directores

«Pájaros de verano es una historia completamente diferente a las que se han contado sobre el crimen y sobre el narcotráfico en el país. Es la historia original, el inicio de todo, es como la base de lo que todavía estamos viviendo. Una historia local pero que al mismo tiempo es una historia universal de cómo el capitalismo, en su estado más salvaje, trabaja sobre una sociedad que no está lista para eso».

Ciro Guerra

«En Colombia, la gente pasó del contrabando de café al de marihuana. Fue un paso natural de un producto que no pensaban que fuera a generar todo lo que generó, fue algo en lo que todo el mundo estuvo metido y hay muchas historias, gratas y malas. Lo que dicen es que los ‘bobos’ fueron los que sobrevivieron porque los bravos están muertos. Es una historia que todo el mundo quería contar y nosotros la estamos contando».

Cristina Gallego

Dijo la crítica:

«Una historia real sorprendente y visualmente asombrosa. Quizá las historias duras sobre drogas no sean nada nuevo, pero esta tiene algo profundo que compartir». 

Owen Gleiberman: Variety 

«Estupendamente elaborada. Explora con inteligencia cómo las tradiciones de tiempos inmemoriales pueden cambiar por culpa de las drogas, el dinero y las influencias externas». 

Jordan Mintzer: The Hollywood Reporter 

«Otra fascinante obra poética sobre la identidad fracturada de Colombia. Sobresale a la hora de seguir el impacto gradual que tiene el crimen de generación en generación». 

Eric Kohn: IndieWire 

«La experiencia me recordó a algunas de mis películas favoritas pero es algo que no había visto nunca antes. La espontaneidad y el carisma de los actores potencian el impacto emocional». 

A. O. Scott: The New York Times 

«Tiene el poder y la inevitabilidad de la tragedia clásica. Podría ser griega o Shakespearana, pero es evidentemente moderna y colombiana».  Godfrey Cheshire: rogerebert.com